La pelea entre inflación y salarios tuvo un claro ganador el año pasado, ya que el ingreso promedio creció alrededor de un 66 por ciento en los 12 meses de 2022, contra casi un 95 por ciento de crecimiento en el índice de precios. En Comodoro Rivadavia, la canasta básica total, para superar la línea de pobreza, ascendió en diciembre último hasta los 170.000 pesos.

De acuerdo con la evolución del RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), que mide el Ministerio de Trabajo de la Nación todos los meses, entre enero y noviembre el sueldo promedio en el país subió apenas un 60,1 por ciento, lo que significa una evolución del 5,5 por ciento por mes.

Si se proyecta ese mismo ritmo de crecimiento al restante mes de diciembre, significaría que los salarios alcanzaron a actualizarse en apenas un 66 por ciento durante los 12 meses del año recientemente concluido, quedando casi 30 puntos por debajo del índice inflacionario, que acumuló 94,8 por ciento en el año.

La inflación le ganó por ‘Knockout’ a los salarios en 2022

Hay que hacer la salvedad de que el RIPTE mide solamente la evolución de los salarios registrados en forma constante durante los últimos 13 meses, lo que significa que para sectores informales, sin representación gremial ni posibilidad de acuerdos paritarios, la evolución del ingreso fue todavía mucho menor.

Un salvavidas de plomo

La actualización de salarios por debajo de la inflación arrastra hacia abajo también otros componentes de ingresos importantes, ya que el RIPTE se utiliza en el cálculo de la movilidad jubilatoria del Régimen General del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y en el cálculo de las indemnizaciones por accidentes de trabajo.

Otra referencia importante es que este indicador es el que se utiliza para actualizar el piso salarial a partir del que se paga impuesto a las ganancias. Tal como informó ADNSUR, ese índice había acumulado entre octubre de 2021 y el mismo mes de 2022, un 78 por ciento, que fue el porcentaje que se tomó para elevar el piso a partir del cual se paga el tributo.

La inflación le ganó por ‘Knockout’ a los salarios en 2022

De ese modo, al tomarse en cuenta un indicador más bajo que la inflación, lo que termina pasando en la práctica es que el tributo alcanza a una mayor proporción de salarios de lo que hubiera afectado, con una actualización más cercana al encarecimiento real del costo de vida.

De acuerdo con el informe del Ministerio de Trabajo, el salario promedio en el país comenzó en enero de 2022 con un valor de 107.358 pesos, para concluir en noviembre (último mes cargado en el reporte estadístico) con un monto de 184.210 pesos. Si se agrega la proyección a diciembre, podría estimarse que ese valor concluyó en algo más de 194.000 pesos, lo que significaría unos 237.000 pesos en la Patagonia, agregando el coeficiente zonal del 22 por ciento que rige para esta región.

Sin embargo, esos promedios salariales, que pueden servir como una referencia general, dejan por fuera el valor de una jubilación mínima en la región, como también el ingreso de sectores que están lejos de completar esa remuneración, salvo que acumulen cargos o sumen horas por encima de la jornada laboral de trabajo.

La discusión paritaria para 2023: qué sectores ganarían más

En ese contexto, el gobierno aspira a que las discusiones salariales del año que recién comienza no excedan el 60 por ciento anual, a partir de la meta fijada por el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, para bajar el Indice de Precios a un promedio que debería estar muy por debajo del 5 por ciento por mes.

La última  medición, del mes de diciembre, no ayuda a ser optimistas en relación a ese objetivo, considerando que se ubicó en el 5,1 por ciento cuando se esperaba que al menos repitiera la performance de noviembre, con el 4,9 por ciento.

La ministra de Trabajo de la Nación, Kely Olmos, aspira a que este año las paritarias no superen el 60%.
La ministra de Trabajo de la Nación, Kely Olmos, aspira a que este año las paritarias no superen el 60%.

Para enero ya se anticipa un número similar a diciembre, a partir de los impactos que empiezan a concretarse en combustibles, medicina prepaga y los fuertes problemas que el gobierno ha reconocido para sostener el programa de ‘Precios justos’, que debería congelar valores de 1.900 productos y no exceder adecuaciones del 4 por ciento por mes en otros 50.000 insumos de la canasta familiar.

Según una encuesta de la consultora Willis Towers Watson, la mayoría de las compañías prevé otorgar aumentos salariales promedio del 82 por ciento para el año que comienza, lo que significaría 16 puntos por debajo de la inflación estimada por el Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica el Banco Central, que estimó ese flagelo en un 98 por ciento.

En ese relevamiento realizado entre ejecutivos de los principales sectores empresarios y publicado por diario El Cronista, surgió que energía, bancos y entidades financieras prevén que sus negociaciones salariales se ubicarán en torno al 100 por ciento.

En el segundo lote aparecen construcción, aluminio, minería, hierro y metalurgia, con un 93 por ciento, mientras que el sector industrial prevé cerrar acuerdos en torno al 92 por ciento anual. En el otro extremo, el sector de ‘comunicaciones y entretenimientos’ contempla un 78 por ciento de actualización salarial.

Los problemas para sostener el programa 'Precios Justos' se evidenciaron en las primeras semanas de este año, ante el desabastecimiento de productos.
Los problemas para sostener el programa 'Precios Justos' se evidenciaron en las primeras semanas de este año, ante el desabastecimiento de productos.

Según la misma encuesta, los ámbitos laborales que mayores “aumentos” (en realidad no se trata de incremento, sino de actualización por inflación) concedieron durante 2022 fueron construcción (96,6 por ciento), bancos y entidades financieras (94,1 por ciento), industria (94,3 por ciento) y energía (96,4 por ciento).

Hay sectores que el año pasado quedaron muy por debajo de la inflación. Uno de ellos es el de comercio, que esta semana acordó 41 puntos adicionales sobre el 60 por ciento que habían cerrado el año pasado.

También el sector bancario se prepara a reabrir su paritaria, ya que si bien en 2022 quedó prácticamente igualado con la inflación, aspira a fijar una referencia para los primeros meses de este año, en línea con lo que ya se proyecta para 2023.

El gremio de Comercio logró actualizar esta semana su paritaria 2022, llevándola a un 101%, lo que terminará de percibir en los próximos meses.
El gremio de Comercio logró actualizar esta semana su paritaria 2022, llevándola a un 101%, lo que terminará de percibir en los próximos meses.

Hay que considerar además que si bien varios sectores lograron acuerdos cercanos al 100 por ciento, o incluso pudieron superarlo, como el sindicato de camioneros, por el modo en que se van aplicando esas actualizaciones, que cobran en períodos que incluyen parte del año subsiguiente, al momento en que se llega a recibir el total de ese ‘aumento’ ya se ha erosionado parcialmente por la inflación que sigue acumulándose mensualmente.

La canasta básica de Comodoro llegó a casi a 170 mil pesos en diciembre

A partir de la medición divulgada esta tarde por el INDEC para horas de Gran Buenos Aires, la proyección de la línea de  pobreza en Comodoro Rivadavia se eleva hasta un monto de 169.500 pesos.

De acuerdo con los datos oficiales divulgados para el mes de diciembre, durante el que una familia de 4 integrantes necesitó 152.000 pesos para cubrir sus necesidades básicas de alimentación y otros servicios, para hogares de Buenos Aires, es posible establecer la estimación del costo en Comodoro Rivadavia.

La inflación le ganó por ‘Knockout’ a los salarios en 2022

El organismo nacional determinó que el valor de la canasta básica total se elevó en diciembre un 4,5 por ciento en relación a noviembre, por lo que al trasladarse ese porcentaje al costo que ya registraba la canasta básica de Comodoro Rivadavia durante el mes de noviembre, cuando se ubicaba en torno a los 162.200 pesos, el incremento porcentual eleva esa cifra hasta 169.499 pesos.

El nuevo valor representa un 93 por ciento respecto de lo que valía la misma canasta básica total en diciembre de 2021, con 87.800 pesos. La canasta básica alimentaria (que excluye los demás gastos del hogar), subió un 5 por ciento en diciembre, lo que la lleva a un valor de 74.500 pesos (para una familia de 4 integrantes), lo que representa un salto del 96 por ciento sólo en el costo de la comida.

La última parte de este análisis no puede completarse aquí, sino que corresponde a cada lector o lectora. Recibo de sueldo en mano, cada quien puede comparar cuánto cobraba de bolsillo en diciembre de 2021 y cuánto recibió, en los primeros días de este año, por el último mes de 2022. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!