La ciudad de Trelew da la impresión de haberse convertido en la madre de todas las batallas. Ya hemos explicado aquí nuestra visión del durísimo panorama que enfrenta el municipio que supo ser el más progresista del sur argentino, y que ahora –con altos niveles de desempleo, pobreza y delincuencia- se convirtió en “tierra arrasada” para todos los espacios políticos, que están a la búsqueda de candidatos para 2023 en medio de un descontento general de los vecinos con toda la dirigencia.

En este terreno, dominado por un sector pan peronista que conduce el intendente Adrián Maderna –llegó por el dasnevismo en 2015, fue reelecto junto al arcionismo en 2019, pero nunca se fue del PJ y es amigo de Carlos Linares- es donde un sector importante del justicialismo quiere dar batalla para no perder una ciudad clave a manos de Juntos por el Cambio.

El presidente del PJ, Carlos Linares, insiste en que Adrián Maderna es un hombre de Alberto y Cristina.
El presidente del PJ, Carlos Linares, insiste en que Adrián Maderna es un hombre de Alberto y Cristina.

Es lógico que en esa ciudad muchos justicialistas vengan mascullando por lo bajo un discurso derrotista: de allí es oriundo el senador Ignacio Torres, la principal figura de Juntos por el Cambio, quien ganó hace unos meses por paliza. Por eso, no son pocos los que ven todo encaminado hacia una derrota inexorable del peronismo, fuerza que no pierde allí hace casi 20 años, cuando arrebató el poder al radicalismo en 2003.

Sin embargo, en este contexto de profunda crisis, hay espacios que están viendo una oportunidad de ofrecer algo diferente desde el mismo justicialismo. Saben que hay un hartazgo importante de buena parte de la sociedad con el modelo municipal que está desde hace 8 años. Y pretenden salir a la cancha con un proyecto peronista renovado, de la mano de un cambio generacional.

Por eso, en el último mes, comenzó a tomar forma una propuesta totalmente novedosa, que incluye un dato político que no se puede pasar por alto: el camporismo, en la figura del Ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, junto al Frente Renovador que conduce Sergio Massa -quien mantiene una estrecha relación política con el gobernador Mariano Arcioni-, delegaron en sus referentes locales el desafío de armar una propuesta electoral propia para Trelew.

Ese proyecto está terminando de tomar forma y después de varias reuniones en secreto, este viernes por la noche hizo su presentación en sociedad con un encuentro más importante, del que tomaron parte empresarios, profesionales, comerciantes, algunas figuras políticas, así como dirigentes deportivos y gremiales. Ya no se esconde ni deja lugar a dudas que la cara visible para esta propuesta electoral es el actual Coordinador de Municipios para la Patagonia Sur por el Ministerio del Interior, Emanuel Coliñir.

EL ARMADO

Nadie va a salir a reconocer públicamente que ya se piensa en candidaturas, porque no es políticamente correcto. Más bien se habla de proyectos para la ciudad, y de referentes dentro de cada espacio. Sin embargo, nos animamos –con información chequeada- a adelantar la futura postulación a la intendencia de Emanuel Coliñir, con el apoyo del kirchnerismo, el massismo y, la pregunta: ¿el arcionismo?.

Por lo pronto, en el acto de este viernes, estuvieron presentes el Fiscal de Estado de la provincia, Andrés Giacomone, y el secretario general de la gobernación y referente del Frente Renovador, Alejandro Sandilo: dos hombres de la más estrecha confianza del gobernador Mariano Arcioni.

Coliñir habla a los presentes el viernes, y lo mira a su lado la mano derecha del gobernador Arcioni y referente del Frente Renovador, Alejandro Sandilo.
Coliñir habla a los presentes el viernes, y lo mira a su lado la mano derecha del gobernador Arcioni y referente del Frente Renovador, Alejandro Sandilo.

Además, es inobjetable el dato de que el titular del Sindicato de Empleados de Comercio, Alfredo Béliz, ofreció el salón de su gremio para la reunión, así como otro referente gremial fue el ex titular del sindicato de los textiles (Setia), Juan París, así como dirigentes de Soyeap, UTI y Secasfpi.

Entre los políticos presentes, hubo ex miembros del gabinete madernista, como el ex secretario de Obras Públicas, Sebastián De La Vallina. También, entre conocidos comerciantes, empresarios y profesionales, se vio a dirigentes de clubes emblemas de la ciudad, como Independiente y Huracán.

La convocatoria se viene realizando bajo el lema “Agenda Trelew”, y la novedad en este caso es que hubo foto, es decir, que ya la cuestión comienza a tomar estado público. Encuentros ya hubo varios, más solapados, y el denominador común parece ser el diseño de una alternativa electoral superadora a lo que ofrece hoy el madernismo.

La concurrencia variada a la reunión de este viernes en Trelew contó con empresarios, profesionales y comerciantes.
La concurrencia variada a la reunión de este viernes en Trelew contó con empresarios, profesionales y comerciantes.

Hay una coincidencia entre los asistentes en que se debe lograr que la gente deje de ver al justicialismo como un modelo político asistencialista, asociado a planes y changas municipales, y que, en cambio, hay una agenda de desarrollo que piensa la ciudad a futuro, con miras de crecimiento. Precisamente, la crítica que le hizo esta semana el gobernador Mariano Arcioni al intendente Maderna: la falta de una visión desarrollista.

EL ELEGIDO

Muy joven, de la misma generación de otros referentes que han surgido en estos últimos años, como Ignacio “Nacho” Torres o Julián Leunda, la figura de Emanuel Coliñir comenzó a hacerse más visible en el pasado reciente, a partir de la visibilidad que le dio el cargo del Ministerio del Interior en la región que abarca Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Ignacio Torres (34), Julián Leunda (36), Emanuel Coliñir (34): cada uno en su espacio político, son tres caras de la nueva generación en Chubut.
Ignacio Torres (34), Julián Leunda (36), Emanuel Coliñir (34): cada uno en su espacio político, son tres caras de la nueva generación en Chubut.

Nacido en Puerto Madryn, pero criado en Trelew desde muy pequeño, Coliñir cumplirá 35 años en agosto. Está casado y tiene un hijo muy pequeño, de apenas 8 meses. Estudia abogacía en la Universidad Nacional de la Patagonia, y su primer cargo como funcionario fue en el rol de delegado provincial del Ministerio de Desarrollo Social hasta 2015.

Durante la gestión macrista fue asesor en el Congreso y con la llegada del gobierno de Alberto Fernández, Eduardo “Wado De Pedro lo ubicó como Coordinador de Municipios para la Patagonia Sur. Su formación y militancia política viene de la mano de La Cámpora, y trabaja en sintonía con el diputado Santiago Igón, hombre de estrecha confianza con Máximo Kirchner.

Días atrás, cuando estuvo en Chubut, el diputado nacional recordaba cómo de chico solía quedarse muy seguido a dormir en Trelew junto a su padre, Néstor Kirchner, en una ciudad que admiraba y que ahora veía muy cambiada. Ahora un referente de su espacio podría aspirar a gobernar una localidad que siempre fue considerada estratégica para la región.

Coliñir junto a Eduardo "Wado" de Pedro, su jefe político.
Coliñir junto a Eduardo "Wado" de Pedro, su jefe político.

Quienes trabajan en el armado de este espacio afirman que la elección de una figura como la de Coliñir, que es desconocida para gran parte del electorado, es una apuesta a la renovación. Precisamente hay quienes creen que el hecho de ser un desconocido -un dato que en política siempre fue visto como negativo-, en Trelew puede jugar a favor. Este razonamiento se basa en que el descreimiento de los trelewenses en la dirigencia tradicional es tan grande, que prefieren caras nuevas que no hayan tenido que ver con el pasado reciente de una ciudad que se vino a pique.

LA PROPUESTA

Hay municipios con un presente promisorio, como es el caso de Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, donde se habla de una disputa por la continuidad de una gestión local, que viene siendo ampliamente respaldada en las encuestas de imagen. En el caso de Trelew, donde la realidad es muy dura, las propuestas se pelean por diferenciarse de lo que hay. Los nuevos candidatos buscan mostrarle a la gente que no tienen absolutamente nada que ver con la actual gestión.

Por eso, la propuesta de este nuevo grupo, si bien tiene un aval político de mucho peso en figuras como Wado De Pedro y Sergio Massa, pretende presentarse como algo más amplio que el peronismo, como un “espacio de diálogo” que “contenga a todos los sectores, principalmente a los del trabajo, la producción, la industria y el comercio”, como expresó el comunicado de la última reunión.

Eso es como decir “no somos planeros” en otras palabras más elegantes. Por ello, hablan de “dar vuelta la página” y de “redefinir de una vez por todas el perfil productivo de Trelew para que haya desarrollo genuino y sostenido”.

Algunos de sus voceros, dicen que se preparan para la pelea mano a mano con la actual gestión madernista en una PASO del justicialismo, incluso ante el peor escenario: una elección totalmente local, desdoblada de Provincia y Nación.

Coliñir junto al gobernador Arcioni: su figura parece seducir a la actual gestión para vencer al madernismo.
Coliñir junto al gobernador Arcioni: su figura parece seducir a la actual gestión para vencer al madernismo.

Además de derrotar a las listas que pueda presentar el madernismo u otros sectores dentro del peronismo de Trelew, el objetivo principal es dar la pelea por el municipio contra las diversas opciones que tendrá Juntos por el Cambio, con candidatos del PRO y del radicalismo en un escenario que aún no está muy claro.

Por lo pronto, el dato político es que hay un espacio con una propuesta electoral en marcha, que implica el desembarco en un municipio de Chubut de una alianza entre el kirchnerismo, el massismo, y una mirada cercana y cómplice por el momento del gobierno provincial. ¿Será el puntapié de una alianza que se replicará en otros ámbitos?

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!