BALI (ADNSUR) - Este sábado las autoridades de Indonesia confirmaron que el submarino desparecido en las costas de Bali, con 53 personas a bordo, naufragó. Fue luego que encontraron restos de la nave. 

Yudo Margono, portavoz de la Marina indonesia, aseguró en una rueda de prensa que "basándonos en elementos que hemos encontrado y que proceden del ‘KRI Nanggala’ hemos cambiado la situación del submarino de ‘desaparecido’ a ‘hundido’”.

Una de las hipótesis es que el depósito de combustible se rompió, ya que se encontró una mancha de petróleo. En ese marco, se estima que la tripulación tenía oxígeno para sobrevivir 72 horas en caso de un fallo eléctrico y ese plazo terminó el sábado temprano, ya que la desaparición se produjo el miércoles.

Estados Unidos envió un equipo de rescate para ayudar en la búsqueda, al igual que Australia, que desplazó dos navíos a la zona.

En Argentina el accidente evoca lo sucedido con el “ARA San Juan”, que desapareció en 2017 con 44 tripulantes, y fue encontrado un año después.