Alfredo García, presidente de la Federación Empresaria Chubutense y vicepresidente de la Cámara de Comercio de Comodoro Rivadavia dijo este pasado martes que algunos productos llegaron a incrementarse en un 80% al aplicarse la variación entre el dólar paralelo y el oficial, ante la incertidumbre por la cotización y la falta de referencias para la reposición de los stocks cuando se trata de elementos importados.

“El comercio en sí está viviendo mucha incertidumbre –describió el referente empresario-, ante las grandes indefiniciones que se están manejando a nivel político y que influyen en toda la cadena productiva y económica del país. Las primeras declaraciones de la nueva ministra de Economía dieron algunos parámetros, pero faltan hechos concretos para llevar calma”.

García dijo que hay un “mix de situaciones, ya que algunos proveedores han optado por actualizar sus listas de precios y llevarlas a un valor determinado para poder operar, porque estamos en los primeros días del mes, donde se debe hacer frente a muchas obligaciones y no se puede dejar de facturar”.

En ese marco, explicó que “la necesidad de funcionar hace que se fijen algunos precios que no sabemos si son los que van a quedar. Y por otro lado está la prudencia, donde algunos proveedores te remiten la mercadería, pero te ofrecen facturar más adelante, cuando se estabilice todo”.

Aumento en los precios de productos importados. Foto: Ilustrativa
Aumento en los precios de productos importados. Foto: Ilustrativa

Aumentos de productos importados

En diálogo con Actualidad 2.0, García dijo que “en otros casos se han visto aumentos de hasta un 80%, en artículos importados. Como no está claro, porque cada vez hay más restricciones para importar, lo que hicieron algunos fue aumentar el precio en dólares, pero manteniendo como referencia el dólar oficial. Convengamos que eso no es correcto, porque no sabemos si el dólar al que va a tener que acceder para importar, que es el MEP o el Contado con Liquidación, va a seguir con esa diferencia de un 80% por sobre el tipo de cambio oficial, que está en 132 pesos”.

En ese punto, explicó que las importaciones deberían pagarse con el tipo de cambio oficial, pero ante las restricciones impuestas para la importación, se obtiene una cantidad limitada, mientras que el faltante debe cubrirse con las opciones formales del dólar paralelo (no así el ‘blue’, que es el mercado informal).

“Eso te lleva a que para pagar las importaciones, se consigue una cantidad limitada de dólares a 130 pesos y el resto hay que cubrirlo con MEP o Liquid, a 250 pesos o más”, describió el empresario, para dar una idea del complejo problema que se genera.

García precisó también que este martes se conocieron nuevas restricciones a la importación para una serie de productos, a través del establecimiento de licencias no automáticas:

“Básicamente significa una serie de trámites más que se deben hacer para importar determinados insumos para una línea productiva y cuando conseguís esa autorización, viene otra gestión para poder girar los pesos convertidos en dólares, al tipo de cambio oficial o a la otra cotización, del dólar billete obtenido a través de alguno de los circuitos formales, porque las empresas no pueden salir a comprar dólares ‘blue’”.

Finalmente, el empresario indicó que se necesitan medidas que den mayor certidumbre, ya que hoy es casi imposible proyectar estructuras de funcionamiento para una empresa o negocio. “Lo podrán hacer las empresas subsidiarias de grandes firmas internacionales, pero los más chicos no lo podrán hacer”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!