En una sesión extraordinaria realizada este martes por la tarde a través de videoconferencia, el Consejo de la Magistratura resolvió por mayoría, solicitar la intervención del Juzgado de Familia de Rawson, ante una situación insostenible en el Ministerio Público Fiscal de esa localidad, donde la Fiscal Florencia Gómez asegura que sigue siendo parte de situaciones de acoso por parte de su jefe, el fiscal Fernando Rivarola, a quien denunció el año pasado por violencia laboral y de género.

El Consejo de la Magistratura creyó necesario evaluar el tema, ante denuncias que pueden involucrar situaciones previstas en la ley 26485 (Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones); la Ley XV- 26 (Ley de Protección Integral e Igualdad de Oportunidades y Equidad de Género) y tratados internacionales. 

Luego de votarse tres mociones diferentes, primó la postura de pedir la intervención de una jueza especialista en la materia, ante planteos que hablaban de dar parte a la Legislatura del accionar de la Procuración General, al sostenerse que no tomó cartas en el asunto, según explicó a ADNSUR el presidente del consejo, Tomás Malerba.

Todo se originó a partir de la denuncia presentada un año atrás por la fiscal de Rawson, María Florencia Gómez, contra el fiscal general jefe de esa ciudad, Fernando Rivarola, por supuestos hechos de maltrato laboral que incluso podrían calificar como violencia de género, y que ahora es investigada por la consejera sumariante, Silvina Ruppel, de Esquel.
 

Presidente del Consejo de la Magistratura, Tomás Malerba.
Presidente del Consejo de la Magistratura, Tomás Malerba.

La denuncia de la fiscal Gómez describe varias situaciones de destrato en el ámbito laboral, con desautorizaciones o comentarios adversos en su contra, incluso delante de personal empleado de la fiscalía, como también hostigamientos a través de decisiones arbitrarias de trabajo, como recarga laboral a través de guardias activas, etc.

TEXTO DE LA DENUNCIA


“Debo destacar que en todos los casos el Dr. Rivarola recurrió a los gritos, buscó avasallarme con este tipo de violencia en mi contra, aprovechando el hecho de que soy mujer –dice la presentación ante el Consejo-, dado que jamás lo he visto maltratar de esa forma a un hombre en nuestro lugar de trabajo, al margen de que también sería incorrecto”.
 

“Sé de las presiones que debo soportar propias de mi cargo y he demostrado aplomo y carácter para hacerlo, pero no tengo que soportar el maltrato y machismo del Dr. Rivarola –añade la denunciante-, y menos aún permitir que dañe mi carrera en aras de lastimarme personalmente y sin importarle el daño que genere al sistema y a nuestra Fiscalía, de la cual soy una parte importante y respecto a la cual entrego todo mi esfuerzo y dedicación por mejorarla día a día”.
 

“La denuncia es por violencia de género, por maltrato verbal y laboral”, había precisado en su momento el ex presidente del Consejo de la Magistratura, Enrique Maglione. La instructora sumariante es la consejera de Esquel, Silvina Ruppel, quien ya ha tomado entrevistas, y debería expedirse antes de fin de año sobre el avance de un jury o el archivo de las actuaciones.
 


FISCAL POLÉMICO

Los cuestionamientos por actitudes contrarias al género femenino tienen un antecedente grave en el caso del fiscal Rivarola. Se trata del mismo funcionario que en la causa de la violación grupal conocida como “La Manada de Chubut”, para fundamentar un juicio abreviado a favor de los violadores, expresó que los agresores habían incurrido en un “desahogo sexual”


Aquella situación motivó el repudio desde distintos sectores e incluso dos denuncias para promover un juicio por mal desempeño en su contra, las que en su momento fueron desestimadas por el mismo organismo que evalúa el comportamiento de los magistrados.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!