La promoción de Ahora 30 que se ha lanzado recientemente para la compra de electrodomésticos y electrónicos de fabricación nacional ofrece algunas ventajas que pueden ser útiles para quienes necesiten financiarse a largo plazo, pero conviene tener en cuenta algunos aspectos de importancia a la hora de poder comparar y decidir la compra. Un detalle que no siempre se informa y que hay que tener a la vista.

En el sitio https://www.argentina.gob.ar/economia/comercio/ahora12/ahora-30 se puede encontrar el listado de productos disponibles para la compra, en una operación que ofrece 30 cuotas mensuales, con un interés anual del 48%.

Ahora 30: el costo oculto que tenés que mirar y que puede generar diferencias de precio en un mismo TV o celular

La primera ventaja es la tasa de interés, que resulta comparativamente mucho más baja que la que se ofrece en promedio en el mercado actualmente, ya sea para la obtención de un préstamo personal o incluso para financiar el saldo de la tarjeta de crédito, que supera largamente el 100%.

Incluso la tasa del Ahora 30 resulta más conveniente que la de Ahora 12 y 18, que oscila en torno al 64%, por lo que se transforma en una opción interesante para la compra de productos cuyo precio no supere los 200.000 pesos, mientras que con la financiación, el tope no puede exceder los 400.000 pesos.

En ese punto, hay un elemento a considerar, que ya hemos advertido en otro informe de ADNSUR, vinculado al límite de la tarjeta de crédito: la posibilidad de acceder a esa extensa financiación está condicionada por el límite disponible para la compra mediante el plástico, que suele estar fuertemente tomado por quienes lo utilizan para financiar su funcionamiento cotidiano.

De ahí que por ejemplo a muchos jubilados, para quienes se ofrece una financiación de hasta 42 cuotas, el límite les impida alcanzar productos de mayor valor, o incluso a personas en actividad cuyos bancos o empresas emisoras de tarjeta no les han actualizado el límite al ritmo de la inflación en los últimos años.

Los cargos que pueden hacer variar el precio de la compra

Hay que considerar además, a la hora de salir a comprar un producto, que si bien puede haber ligeras variaciones en los precios de contado, entre un comercio y otro, también inciden otros factores que a la hora de proyectar la financiación, pueden determinar fuertes diferencias.

Ahora 30: el costo oculto que tenés que mirar y que puede generar diferencias de precio en un mismo TV o celular

Uno de esos recargos es el interés que puede aplicar el local comercial sobre el producto en venta, a la hora de fijar el precio financiado. Según la normativa vigente, hay un máximo de interés que pueden aplicar los comercios sobre el precio de contado, para el caso de las compras financiadas.

No todos los comercios aplican los topes máximos (por una cuestión de competencia y seguir atrayendo clientes), pero tienen derecho a hacerlo, sobre todo porque también los bancos les descuentan a ellos el valor de sus comisiones por ventas a través de la tarjeta de crédito.

Para ello, se ha fijado un tope en esos recargos. Por ejemplo, según informa oficialmente el sitio del gobierno, para una compra en 3 cuotas, el máximo de interés que se puede aplicar sobre el producto es de un 10,10%, elevándose al 20% en caso de que la compra sea en 6 cuotas y pudiendo llegar al 107,78% para 24 cuotas. Para 30 cuotas, en el marco de la promoción actual, el máximo interés a aplicar es del 99,98%.

Un ejemplo concreto. Una casa de electrónica ofrece en su sitio web un TV Samsung 50”, ultra HD, 4K y todos los chiches preparados para ver el Mundial. Veamos. El precio de contado es de $118.999. A través del programa Ahora 30, te ofrecen cuotas de 7.927,34 pesos cada una, lo que significaría un valor final de 237.820,2 pesos, es decir el doble, con un 99,85% de interés.

Según informa la misma cadena, el Costo Financiero Total (CFT)) es del 85.57%, mientras que la Tasa Efectiva Anual (que se forma al aplicarse el interés de cada mes sobre el acumulado del mes anterior, que para Ahora 30 es del 4% por cada mes) es del 67,06%.

Hay que detenerse en el CFT, que suele aparecer en la letra chica de cada financiación. Es lo que incluye es intereses compensatorios, punitorios, impuestos (IVA y sellos), más gastos y comisiones bancarias por gestión de cobranza. Este es otro elemento que incide fuertemente en el precio final del producto.

Ahora 30: el costo oculto que tenés que mirar y que puede generar diferencias de precio en un mismo TV o celular

En otra cadena nacional importante, también con presencia en Comodoro Rivadavia, te presentan el mismo televisor Samsung UHD, de 50”, a un precio de contado que arranca en 125.999 pesos. En principio, el valor de contado es más alto que en la anterior, pero en este caso te ofrece la interesante opción de 6 cuotas sin interés, lo que puede ser una ventaja (o no) que vamos a analizar más adelante en este informe.

Por el momento vamos a comparar la financiación a través del Ahora 30. En esta misma cadena, cada cuota se proyecta en 7.559 pesos (es decir, unos 400 menos por cuota que en el ejemplo anterior), mientras que el valor total financiado ascenderá a  226.798,20 pesos… Dicho de otro modo: el mismo TV , pese a que arrancó en un precio de contado más alto que en la cadena ‘A’, termina a un valor financiado que a la larga es de 11.000 pesos menos.

¿A qué se debe esa diferencia? Al hecho de que la Tasa Efectiva Anual de la cadena ‘B’ es sensiblemente inferior, con un 58,52%. El otro elemento que genera variaciones  es el Costo Financiero Total, que como ya dijimos, incluye los gastos administrativos que puede cargar el comercio. Aunque en este ejemplo es casi igual al anterior, con un 85,57%, es uno de los elementos que pude tener fuertes diferencias, como se verá en el siguiente producto.

Ya tenemos el TV, vamos por un celular

Otro ejemplo. Comparamos ahora los precios y costos financieros de un celular Samnsung A32, gama media. En la cadena ‘A’, se ofrece a un precio de contado de 75.999 pesos, con la posibilidad de 6 cuotas sin interés de 12.666,50 pesos cada una.

Mediante el programa Ahora 30, el mismo equipo llegará a un valor final de 151.884,53 pesos, en cuotas iguales y consecutivas de 5.062,82 pesos.  El CFT es de 85.57% y la TEA, de 67.06%.

Ahora 30: el costo oculto que tenés que mirar y que puede generar diferencias de precio en un mismo TV o celular

En la cadena ‘B’, también de renombre nacional y con presencia local, el mismo Samsung A 32 arranca en un precio de 75.999 pesos, exactamente igual a la competencia, también con la opción de 3 cuotas sin interés.

Sin embargo, en el Ahora 30 hay, otra vez, una marcada diferencia. Las cuotas son de 4.559,94 pesos, lo que resulta en un valor finalizado de 136.798,2 pesos, o sea unos 15.000 pesos menos. Al igual que antes, la diferencia se explica en la TEA, que aquí es del 66,85%, mientras que el CFT es marcadamente más bajo, con un 51,68%. 

Entonces, a la hora de decidir una compra, el mejor consejo es observar los simuladores de financiación que te brindan las cadenas en los sitios web. Tal vez en la atención personalizada en los mismos comercios no te muestran toda esa información, ya que al preguntar te muestran solamente en cuánto te quedaría el precio final y las cuotas, pero es conveniente solicitarla, para poder comparar.

Acordate: si podemos darte una sugerencia, preguntá por el precio final, el CFT y la TEA, no mires sólo si vas a poder pagar la cuota que te ofrecen. Los ejemplos anteriores sirven para evaluar no sólo para el programa Ahora 30, sino también con otros planes de financiación, ya sean los Ahora (24, 18 ó 12) o cualquier otra forma por fuera de esos esquemas oficiales.

No hay mucha demanda

Respecto de la posibilidad de comprar en 30 meses, comerciantes locales reconocieron que no está generando tanta atención por parte de los usuarios.

“Los intereses del Ahora 30 son prácticamente los mismos que en el 24, con la diferencia de que en éste no hay tope (de 200.000 pesos en el precio del producto) y abarca una mayor cantidad de productos”, comentaron desde una reconocida casa local. 

Ahora 30: el costo oculto que tenés que mirar y que puede generar diferencias de precio en un mismo TV o celular

Y en ese caso se advierte que si bien la tasa del A30 es más baja, con un 48%, en el caso del A 24 la tasa del 63% se termina compensando frente al mayor plazo del plan de menor interés, por lo que a la larga termina siendo un valor prácticamente similar.

“Nosotros no adherimos y seguimos ofreciendo el Ahora 24, que tiene más ventajas por la cantidad de productos que están incluidos”, se indicó. “Además, la gente tiene miedo de seguir endeudándose a muy largo plazo y los límites de las tarjetas están al borde, porque los bancos no los quieren seguir extendiendo, por miedo a que llegue un momento en que la gente deje de pagar”.

¿Conviene la compra en cuotas sin interés?

Un último punto para analizar se vincula a la posibilidad de aprovechar las seis cuotas sin interés que ofrecen los productos que se mencionaron en el ejemplo. Para ello, vamos a apelar a una herramienta ya conocida por los lectores de esta sección, llamada infleta (www.infleta.com.ar). Esta calculadora te ayuda a proyectar el costo de las compras financiadas y descontarle a las cuotas la inflación actual, lo que puede ser útil a la hora de resolver una operación.

En el caso del televisor Samnsung con un precio de 126.000 pesos, la aplicación nos dice que al pagarlo en 6 cuotas, le estamos ganando a la inflación proyectada para el próximo semestre, ya que el precio real, a valores de hoy, terminaría siendo de 102.619 pesos.

La aplicación también te informa que, aun si tuvieras la plata para comprarlo al contado, te convendría más depositar esa plata en un Fondo Común de Inversiones de Mercado Pago, que ofrece un interés del 59% anual. En ese caso, en seis meses obtendrías un monto total de 168.210 pesos, mientras que  retirando al cuota mensual de 21.000 pesos para pagar la financiación, te quedaría un saldo a favor de 25.609 pesos.

La aplicación "infleta" te muestra un resultado como éste, luego de colocar el monto del producto al contado, el precio final financiado y la cantidad de cuotas.
La aplicación "infleta" te muestra un resultado como éste, luego de colocar el monto del producto al contado, el precio final financiado y la cantidad de cuotas.

Un ejemplo similar, pero con mayor rendimiento, sería colocando el monto en un plazo fijo, que ofrece hoy un 75% anual. En ese caso, al retirar la cuota todos los meses, el saldo final sería de 33.871 pesos.

Para el caso en que no contás con el dinero y necesitás una financiación lo más amplia posible, inflleta también puede resultar útil para definirlo. Según la aplicación, conviene la operación en cuotas, ya que al final de los 30 meses, el valor real que estarías pagando ,a valores de hoy, equivale a solamente 101.958 pesos actuales, muy diferente de los 226.000 que te da la multiplicación de las 3 cuotas.

Lógicamente, si tuvieras disponibles las 126 ‘luquitas’ también te resultaría más conveniente poner la plata en un plazo fijo y retirar la cuota todos los meses, para cubrir el pago que se debita de la tarjeta de crédito. Al final tendrías un rendimiento de 151.449 pesos.

Bueno, todo depende del bolsillo de cada uno y de la confianza para patear deuda hacia delante. Nosotros te dejamos estos elementos de análisis y cruzamos los dedos, todos juntos, para que la burbuja que se sigue inflando no termine por explotar. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!