Entre las opciones para darle pelea a la inflación, ya hemos abordado en esta sección el instrumento de los CEDEARs, es decir los Certificados de Depósito Argentino, como una alternativa de inversión que te permite comprar acciones, o porciones de éstas, de algunas de las principales compañías del mundo. Hoy volvemos a acercarnos a ese universo, que requiere una consideración especial: los expertos lo aconsejan sólo como inversión para el mediano plazo, es decir entre los 2 y los 5 años. 

Tal como se dijo en oportunidades anteriores, en el mundo de las finanzas no hay ganancia asegurada, mucho menos cuando se ingresa en el terreno de la denominada renta variable. Pero quienes piensan en opciones más allá del plazo fijo, sea tradicional o UVA, que  incluso podrían empezar a tener limitaciones por parte de los bancos, el acceso al mundo de la bolsa puede ofrecer una alternativa para lograr muy buenos rendimientos. 

Paolino Seoane,  Head of investment de Ideas/Balanz.
Paolino Seoane, Head of investment de Ideas/Balanz.

“No es lo mismo que un plazo fijo, no es renta asegurada, pero si uno permanece en el tiempo con un portafolio equilibrado, la bolsa siempre es el mejor negocio”, aseguró Paolino Seoane, quien se desempeña como ‘Head of investment Ideas’ (Jefe de inversiones) de ‘Balanz’, uno de los brokers (corredores de bolsa) que, totalmente on line, posibilita hoy el acceso al mercado de capitales y otras opciones de inversión. 

Entrada al mundo de la bolsa con pesos argentinos

Algunos de los CEDEARs que mejor rendimiento tuvieron en junio son Apple, Coca Cola, Tesla y Spy ETF (una especie de fondo común de inversión que integra a varios certificados), entre muchas otras opciones. En lo que va del año, el  ticker XOM, correspondiente a Exxon, tuvo una fuerte evolución. A principios de año valía $2450 pesos, mientras que hoy vale $4900, Es decir, un 100% en siete meses.

"A esto hay que sumarle la cotización del DCCL (dólar contado con liquidación), o sea que tenemos la suba de la acción afuera, más la suba del dólar en el mercado interno -reflejó el analista-. Además, se cobraron dos dividendos en el año".

El cuadro muestra los rendimientos en lo que va del año de los siguientes CEDEARs (identificados por su correspondiente tcker, en orden descendente: Exxon, Chevron, Astra Zeneca, Shell, AT&T, Schlumberger, Coca Cola, Petrobras, IBM y Johnson&Johnson.
El cuadro muestra los rendimientos en lo que va del año de los siguientes CEDEARs (identificados por su correspondiente tcker, en orden descendente: Exxon, Chevron, Astra Zeneca, Shell, AT&T, Schlumberger, Coca Cola, Petrobras, IBM y Johnson&Johnson.

“El CEDEAR es un certificado de depósito argentino, que cotiza en la Bolsa de Buenos Aires –explicó en principio Paulino Seoane, consultado para este informe exclusivo de ADNSUR-. En Argentina hay más de 300 de estos certificados emitidos en Argentina y cada uno representa una acción que cotiza en Estados Unidos, por ejemplo de Apple, Microsoft, Tesla, Toyota o General Motors”.

En el cuadro anterior, por ejemplo, se observa el rendimiento en dólares acumulado en lo que va del año en la columna YTD Perf (rendimiento hasta ayer). En el caso de Exxon, con más del 38% en dólares, se suma la apreciación del dólar contado con liquidación, lo que redunda en un rendimiento del 100% en pesos, en los primeros siete meses del año. 

Aparece aquí la primera respuesta  a las preguntas del inicio: es posible comprar en pesos argentinos, títulos que representan a las principales compañías del mundo. Hay que tener en cuenta que cada uno de los certificados representa una porción de las acciones, es decir que no se trata de un ‘1 a 1’, sino de una equivalencia con distintas proporciones.

“Cada una tiene un ratio de conversión con la acción que representa. Por ejemplo, en el caso de Apple es de 10 a 1, lo que significa que se necesitan comprar 10 CEDEARs de esta compañía, para constituir una acción”, explicó Seoane. 

Además, es un mecanismo de ida y vuelta, es decir que si reúno los certificados para una acción completa, puedo pedirle al agente de bolsa que adquiera la acción en Estados Unidos y puede venderla afuera, eventualmente. O, viceversa, convertir las acciones en CEDEARs y venderlos en Argentina. 

Sin mínimo de inversión ni tiempo de permanencia exigido

Otra ventaja del instrumento es que no requiere una inversión mínima determinada, sino que se puede empezar con un capital pequeño, mientras que tampoco es necesario cumplir con un tiempo de permanencia determinado. 

“Es un instrumento muy útil y está disponible para cualquier inversor, que puede acceder con pesos a la bolsa, para invertir en la principales compañías del mundo –añadió el experto-. Es un mecanismo para salir del riesgo argentino, a través de operaciones que se hacen automáticamente con DCCL (contado con liquidación)”.  

De ese modo, la inversión propone una doble cobertura, ya que el inversor deposita pesos pero adquiere el instrumento en dólares, que no tiene que disponer en forma física, sino a través del circuito oficial habilitado para este tipo de operaciones. 

“El subyacente del CEDEAR es que se trata de un producto dolarizado, que es la acción que cotiza en la Bolsa de Nueva York. En el caso de que ésta no se mueva y valga lo mismo, si el dólar subió en Argentina, el CEDEAR va a subir en pesos, en la misma proporción en la que se movió el dólar”, añadió Seoane.

La posibilidad de operar con CEDEARs es ofrecida por distintos broker, entre los que también se cuenta Banza.
La posibilidad de operar con CEDEARs es ofrecida por distintos broker, entre los que también se cuenta Banza.

“Y si no lo hiciera, tengo la opción de vender la acción afuera y cobrar los dólares, por eso está permanentemente arbitrado. Otra característica especial es que cualquier dividendo que la compañía pague afuera, en Estados Unidos, el inversor lo cobra en Argentina y en dólares”, precisó, algo que puede ocurrir de manera trimestral, según la compañía (previo descuento de impuestos por parte del fisco del país del norte). 

Se puede empezar con una inversión mínima, por ejemplo 50.000 pesos

Ante la falta de limitaciones a la inversión mínima, el especialista planteó algunos ejemplos ante la propuesta de ADNSUR, por ejemplo si una persona quisiera invertir 50.000 pesos.

“Un CEDEAR de Tesla –dijo a modo de ejemplo- vale hoy $14.100. Y el de Apple tiene un valor de $4.440. Es decir que con ese monto inicial podría armar una pequeña cartera con certificados de estas dos compañías”. 

Entre las opciones de CEDEARs, se cuenta el ticker de Tesla. Imagen: iProUp.
Entre las opciones de CEDEARs, se cuenta el ticker de Tesla. Imagen: iProUp.

En ese plano, explicó que los certificados tienen dos ‘drivers’ o vectores que los mueven a generar renta: 
-Uno es la cotización de la acción. Si ésta se eleva en la Bolsa de Nueva York, el CEDEAR también sube de valor.
-El segundo es la cotización del dólar en Argentina. Aún cuando la cotización bursátil de la compañía permanezca sin cambios, o incluso baje su cotización, el certificado podría subir su valor al ritmo de la apreciación del dólar, o bien compensarse con la caída de la acción. 
-Y un tercero, eventualmente, sería la liquidación de dividendos, en los casos en que las compañías los realicen. 
“En general las liquidaciones se conocen con anticipación y las empresas son muy respetuosas de esto, porque tiene que ver con el prestigio que quieren mantener. Muchos lo hacen trimestralmente y cada uno recibe su flujo, que lo va incorporando a su portafolio”, reseñó. 

Una inversión para el mediano plazo

Otra característica de los CEDEARs es que no requieren un tiempo mínimo de permanencia en la inversión, es decir que alguien puede comprar y si observa una diferencia importante en pocos días, por una suba de la acción o un salto en la cotización del dólar contado con liquidación, puede pedir la realización en 48 horas, haciéndose nuevamente de los pesos con la diferencia a su favor.

“Ahora bien –advirtió el experto-, al invertir en CEDEAR, que en definitiva son acciones, uno está en el universo que se llama de renta variable. Las inversiones en bolsa hay que proyectarlas en el mediano plazo, que en un país desarrollado significa entre dos y cinco años”. 

En ese plano, puso como ejemplo la caída bursátil, de casi un 20%, en lo que va del año, debido a varios factores que enfriaron la economía, entre ellos la guerra Rusia-Ucrania, la suba del petróleo y otras materias primas que esto trajo como consecuencia, lo que deriva en una posible recesión de Estados Unidos.

El mercado bursátil cayó 20% en lo que va del año. "Es un buen momento para entrar", aseguró el experto.
El mercado bursátil cayó 20% en lo que va del año. "Es un buen momento para entrar", aseguró el experto.

“Esto le pega al negocio y las acciones han bajado en dólares afuera. Cuando uno invierte, debe tener en cuenta estas variables. No es un plazo fijo, no es renta asegurada, pero si uno permanece en el tiempo con un portafolio equilibrado, la bolsa siempre es el mejor negocio. Las compañías tienen ciclos positivos y negativos, pero a mediano o largo plazo suele ser la inversión más rentable”. 

Además, reiteró la diferencia conceptual entre ahorro e inversión, que siempre conlleva, en este último caso, un grado de riesgo:

“Como concepto general, siempre decimos que en acciones hay que invertir nada de lo que uno necesita en el corto plazo y todo de lo que no necesita en el corto. Si tengo un ahorro y sé que lo voy a necesitar el mes próximo, o en tres meses, no entraría en acciones, porque eventualmente surgen imprevistos, como una guerra. Entonces mi dinero puede valer menos en tres meses. Ahora, si uno sabe que el ahorro no lo va a necesitar por un par de años, lo destinaría al mercado de valores. Con la baja actual, del 20%, sería un buen momento para entrar”.

Del mismo modo, explicó que hay acciones más volátiles y otras menos sensibles a las variaciones. “Amazon, Facebook y Mercado Libre tienen CEDEAR en nuestro mercado. Algunas cayeron bastante, como M.L, por lo que puede ser una buena oportunidad para comprar hacia delante”, sugirió.

Cómo iniciarse en la compra de CEDEARs y en cuáles convendría invertir

Para comenzar a operar con estos instrumentos, como con cualquier tipo de acciones, se necesita abrir una cuenca en un agente de bolsa, denominado ‘broker’, como puede ser el caso de Balanz (www.balanz.com). Allí se crea el usuario, con una serie de pasos de validación de identidad que incluye la presentación de DNI y otros requisitos básicos, se ‘fondea’ la cuenta y es posible comenzar a operar, ya sea con asistencia de un asesor o de forma independiente.

“Es posible abrir la cuenta aunque no se comience a utilizar de inmediato –explicó Seoane-. El uso de la cuenta no tiene costo y nosotros brindamos información sobre el sector. Siempre es útil tener este tipo de cuentas, como puede ser para comprar dólar MEP o para concretar otras operaciones que puedan necesitarse, porque tenemos un menú de inversiones al que se puede acceder a través de la sociedad de bolsa”.

Finalmente, Seoane dejó algunas sugerencias de acciones que conviene tener en cuenta, en un período complejo como el actual, sobre todo las vinculadas a marcas con historia, como Coca Cola, General Motors o Procter&Gamble.

Ante la consulta de si las tecnológicas no serían convenientes hoy, evaluó: “Estamos esperando los balances, pero las tecnológicas son las primeras que han caído y el descuento ya estaría realizado. Mirando hacia delante, puede ser una oportunidad de compra, aunque todavía está en discusión si Estados Unidos va hacia una recesión o no, en los próximos meses. Si eso ocurre, no sería un momento para entrar fuerte en las tecnológicas, por lo que hay que ir con cuidado, porque si hay recesión en Estados Unidos, estas compañías van a sufrir mucho”. 

La caída que tuvo Mercado Libre en su cotización puede indicar un buen momento para invertir en CEDEARs de esta compañía.
La caída que tuvo Mercado Libre en su cotización puede indicar un buen momento para invertir en CEDEARs de esta compañía.

En ese marco, hizo referencia a Mercado Libre, que tuvo una caída del 60% en su cotización, lo que genera “una tentación muy grande para entrar ahora. Hoy es una compañía mucho mejor que lo que era hace dos años, cuando tuvo el gran crecimiento durante la pandemia y sin embargo bajó su cotización. Puede haber ahí una oportunidad para entrar”. 

No está demás reiterarlo: las inversiones implican un riesgo (este informe no pretende recomendar, sino simplemente explorar alternativas), cuya magnitud debe evaluar cada persona a la hora de decidir qué hacer con su dinero. Están las opciones más conservadoras, como los plazos fijos en sus distintas variantes, o bien las incursiones bursátiles.

Si querés conocer qué clase de inversor sos, te dejamos el test que propone Balanz. 
                                                       

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!