¿Cada cuánto hay que recargar un matafuego? | Agencia de Noticias ADN Sur

¿Cada cuánto hay que recargar un matafuego?

Los llevamos en el auto, están en edificios y comercios. Pero ¿funcionarán cuando los necesitemos?

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La ley de tránsito exige que llevemos un matafuego en nuestros autos, y cada edificio público, comercio e institución también está obligado a colocar los extintores adecuados -en cantidad y tipo- en lugares visibles y bien señalizados. Sin embargo, muchas veces la costumbre hace que formen “parte del paisaje” y las personas dejan de notar que están allí. Pero este elemento que pasa casi desapercibido es fundamental a la hora de atacar un foco de incendio mientras se espera la llegada de los Bomberos Voluntarios. Por otro lado, ¿cuántos de nosotros tenemos un extintor en nuestros hogares? Y contar con un matafuego de 1kg. a mano puede hacer una gran diferencia en incendios domésticos, permitiendo que quede sólo en “daños menores” lo que podría ser una “pérdida total”.

Cada cuanto debe recargarse un matafuego
Tener un matafuego en el hogar para atacar rápidamente un foco de incendio podría ser la diferencia entre perderlo todo o que quede en “sólo un susto”

Si bien es indispensable conocer la ubicación de los matafuegos más cercanos y saber cómo usarlos, el mantenimiento de los extintores es algo que debe ser atendido rigurosamente a fin de asegurar que -llegado el momento- funcionarán de manera óptima. Existe una Ley Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo que regula la cantidad de extintores -y su tipo- necesarios según el ambiente y la actividad a desarrollar. Asimismo, cada Municipio emite ordenanzas en este sentido.

Desde Seguridad Detroit, el licenciado en Organización Industrial, Sebastián Jelusic, señaló algunos puntos básicos a tener en cuenta para que los extintores de fuego estén siempre en condiciones de uso. En principio, remarcó que se debe “considerar siempre que el extintor es para un primer ataque rápido y así evitar la propagación del incendio. Por eso, es de vital importancia que cuando lo necesitamos usar, el mismo funcione correctamente”.

¿Hace cuanto que no recargás los extintores? 🔥 Si tenés más de 2, los pasamos a buscar por tu domicilio, empresa o comercio -sin costo extra!- (y después te los volvemos a llevar 😉)

Posted by Seguridad Detroit on Tuesday, November 20, 2018

“En principio, si el extintor fue usado hay que recargarlo de inmediato. No importa si ‘se usó mucho o poco’ el contenido: si se accionó, aunque sea de manera accidental al manipularlo, hay que recargarlo”, indicó.

Además, detalló que existen en distintos tipos de matafuegos, basados en el tipo de fuego a sofocar, y el componente utilizado. En el local de Seguridad Detroit, ubicado en la clásica esquina de la seguridad industrial de Comodoro – Rivadavia y Alvear-, ofrecen asesoramiento sobre distintos tipos de extintores y su uso.

Cada cuanto debe recargarse un extintor
La Ley Nacional de Tránsito exige que cada automóvil lleve un extintor… pero ¿cuántos tenemos además uno en nuestros hogares?

“Los extintores que se utilizan en los vehículos, y los que uno suele tener en los hogares, son para fuegos tipo ABC y a base de polvos secos. Éstos se recargan cada año -hayan sido usados o no- o cuando en una inspección visual aparezca alguna deficiencia, como que se quedó sin presión”, sintetizó Jelusic. Además, indicó que la vida útil del contenedor metálico este tipo de extintor es de 20 años; pasado ese tiempo hay que cambiarlo por uno nuevo.

Los matafuegos pueden contener diferentes agentes para sofocar el fuego, dependiendo del tipo de combustible que lo alimente. “Hay agentes limpios que se utilizan en centros de computos, bibliotecas, hospitales, aviación, museos, y cada día más en usos generales reemplazando a los más comunes de polvo seco. Y se los llama ‘agentes limpios’ porque, es un gas de rápida acción que no deja residuos, a diferencia del polvo”.

Para cada tipo de fuego se debe usar el matafuego correspondiente, o se corre el riesgo de agravar aún más el incendio
Para cada tipo de fuego se debe usar el matafuego correspondiente, o se corre el riesgo de agravar aún más el incendio

TIPOS DE FUEGO

Los fuegos se clasifican según el tipo de combustible que arde, ya que por sus particulares características, cada elemento que alimenta el fuego requiere un componente específico para ser sofocado. El uso de un agente incorrecto -además de no apagar el foco de incendio- podría acelerarlo o expandirlo.

Clase A: Sustancias combustibles sólidas que como producto de la combustión generan residuos carbonosos en forma de brasas o rescoldos incandescentes. Los cinco grandes grupos que conforman esta categoría son: Papel, madera, textiles, basura y hojarasca. Este tipo de incendios está representado por un triángulo en color verde, con la letra “A”.

Clase B: Sustancias combustibles líquidas, o que se licúan con la temperatura del fuego. Ejemplos de estos son los combustibles polares (alcoholes), no polares (hidrocarburos y sus derivados) y ciertos tipos de plásticos y sustancias sólidas que entran en fase líquida con el calor (estearina, parafinas, etc.). Este tipo de incendio está representado por un cuadrado o rectángulo de color rojo, con la letra “B” al centro.

Clase C: Sustancias o equipos que se encuentran conectados a la red eléctrica energizada y que entran en combustión por sobrecargas, cortocircuitos o defectos de las instalaciones. Este tipo de incendio está representado por un círculo de color azul, con una letra “C”.

Clase D: Es el fuego originado por metales alcalinos (sodio, magnesio, potasio, calcio, etc.) cuya peligrosidad radica en su alta reacción con el oxígeno. Este tipo de incendio está representado por una estrella de cinco picos de color amarillo, con la letra “D”.

Clase K: Esto involucran a grasas y aceites presentes en las cocinas, de ahí su denominación K por la palabra del inglés Kitchen, que significa justamente cocina. Son los que se usan para los sofocar los fuegos en los que arden sustancias aceitosas, tanto líquidas como las grasas que quedan adherido a las campanas de las cocinas.

cada cuanto debe recargarse el matafuego
Existen distintos tipos de agentes utilizados para sofocar el fuego

RECARGA Y MANTENIMIENTO DE MATAFUEGOS, SEGÚN SU COMPONENTE

La norma nacional IRAM 3517 establece los intervalos de tiempo en que deben realizarse los controles y recargas de cada tipo de extintor. Como regla general, se puede recordar la secuencia ‘3-1-5’, que sería: Inspección visual cada 3 meses, Recarga cada 1 año, Prueba hidráulica cada 5 años. Sin embargo, algunos tipos de extintores requieren una prueba hidráulica cada 2 años. Por eso resulta de suma importancia conocer las especificaciones de cada uno de ellos.

Extintores a base de polvos químicos secos
Inspección visual: cada 3 meses verificar la presión por observación del manómetro y controlar las partes mecánicas (válvula, precinto, etc.).
Cambio de carga: todos los años
Prueba hidráulica: cada 5 años.
Vida útil: 20 años.

Extintores a base de agentes limpios (HCFC y HFC)
Inspección visual: cada 3 meses verificar la presión por observación del manómetro y controlar las partes mecánicas (válvula, precinto, etc.).
Cambio de carga: todos los años
Prueba hidráulica: cada 5 años.

Extintores a base de agua
Inspección visual: cada 3 meses verificar la presión por observación del manómetro y controlar las partes mecánicas (válvula, precinto, etc.).
Cambio de carga: todos los años
Prueba hidráulica: los extintores manuales cada 5 años , los extintores sobre ruedas cada 2 años.
Vida útil: 20 años.

Extintores a base de CO2
Inspección visual: cada 3 meses verificar la presión por observación del manómetro y controlar las partes mecánicas (válvula, precinto, etc.).
Control de carga: cada 3 meses, por medición del peso del extintor.
Prueba hidráulica: cada 5 años
Vida útil: 30 años.

Extintores a base de agua-afff
Inspección visual: cada 3 meses verificar la presión por observación del manómetro y controlar las partes mecánicas (válvula, precinto, etc.).
Cambio de carga: todos los años, previo lavado interior.
Prueba hidráulica: los extintores manuales cada 5 años , los extintores sobre ruedas cada 2 años.

Extintores a base de gases limpios
Inspección visual: cada 3 meses verificar la presión por observación del manómetro y controlar las partes mecánicas (válvula, precinto, etc.).
Cambio de carga: todos los años.
Prueba hidráulica: los extintores manuales cada 5 años

Autor: 
¿Qué te pareció esta Noticia?
Comparte tu opinión!


  • Me fascina
  • Me gusta
  • Me pone mal
  • Me enfurece
  • Me aburre
  • Me atemoriza
Envía tu comentario

Noticias Relacionadas

Será un fin de semana ideal para disfrutar de las playas.

Las altas temperaturas se harán sentiren Puerto Madryn y Rawson, donde la máxima rondará los 39ºC.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, se encuentra en Chubut cumpliendo agenda con el diputado nacional por Cambiemos, Gustavo Menna.
El Pepo se presentará en el Predio Ferial el 24 de febrero.

Ciro y Los Persas y Dread Mar-I son los otros artistas nacionales ya confirmados para los festejos. Los show serán gratuitos y se desarrollarán ...

Mirá lo que escribieron los principales diarios de Buenos Aires.

Ultimas noticias

El operativo policial esta vinculado a la operación de venta de una casa, por la que el comprador estafado entregó el vehículo en parte de ...

Se hallaban en una cantera. Eran municiones de artillería calibres 75 y 105 mm que habrían pertenecido al Ejército Argentino.

A seis años del final de la que para muchos es la mejor serie de la historia, Breaking Bad tendrá finalmente su película.

Fue este viernes, sobre las 18hs.

Te puede interesar

ADNSurTeVé

Enterate cuáles fueron los temas destacados de los últimos días.
#LoMásViral

A seis años del final de la que para muchos es la mejor serie de la historia, Breaking Bad tendrá finalmente su película.

El Día de los Enamorados no pasa desapercibido en las redes sociales, donde el humor le gana al romanticismo.
Tiempo Libre

Fáciles de hacer y súper saludables y ricas.

Vino con cannabis, sake, viñedos antiguos: lo que se viene este año.

El descanso, distintos horarios, altibajos en nuestra dieta, cambios de climatología, la vuelta al trabajo/clases y el sobreentrenamiento son ...