BUENOS AIRES (ADNSUR) – Veronica es una mujer que sufrió dos asaltos en tan solo 15 días y, tras el último robo producido este domingo en su casa de Villa Elisa, decidió descargarse a través de un texto que rápidamente se viralizó. 

Harta de vivir este tipo de situaciones, optó por escribir una carta en la cual les habla de forma directa a los ladrones.

"Vi las rejas que había puesto porque 15 días atrás habían entrado a robar, la puerta forzada y se me caían las lágrimas. La canción de mi hija me motivó a escribir", dijo la mujer.  Y agregó que dio a conocer su caso de esta forma tan singular porque: "Ese odio no tiene sentido y no voy a solucionar nada, me dije. Que aprendan, sé que la vida de ellos debe ser una mierda".

Al principio, la carta solo la había compartido en un grupo de WhatsApp familiar, pero finalmente decidió publicarla en Facebook, en donde al poco tiempo se volvió viral, indicó Crónica. "Fui ese día a la comisaría a hacer la denuncia, se acercaron varios policías, dijeron que me habían buscado toda la mañana porque querían saber de mí", contó Verónica.

La carta completa

Queridos pibes chorros: Les pido disculpas, pero ya no voy a poder comprar otra tele porque llegué al límite de cuotas permitidas. Por eso, ni se gasten en forzar puertas y ventanas… que ya no hay más nada. Igual, les agradezco porque tengo un par de libros que me esperan para leer.

Lo que me puso en duda fue si perdonarlos o no por el temblequeo intenso de las piernas de mi hija… apenas llegamos y vimos la "escena". ¿Y saben qué? ¡Los perdono! Porque hoy a la mañana se levantó cantando una canción de una serie que miraba… que dice algo así como: "…sé que no existe el miedo si no dejo de intentar…". ¿Será su inconsciente que estuvo trabajando toda la noche? No sé, pero comprendí que ella entendió todo.

Y bueno, para terminar, les dejo una frase de una peli re linda que quisiera que tengan presente y que la usen en momentos de tristeza, cuando se sientan desahuciados como ahora yo: "La vida a veces duele, a veces cansa, a veces hiere. Ésta no es perfecta, no es coherente, no es fácil, no es eterna, pero a pesar de todo, ¡LA VIDA ES BELLA!".