BUENOS AIRES (ADNSUR) - Este año la compañía Boom Supersonic, realizará la primera prueba piloto del avión súpersonico que desarrolla, informó La Vanguardia.

La empresa que sueña con desarrollar un avión comercial supersónico, medio siglo después del Concorde, ha recaudado ya 100 millones de dólares para lograr su objetivo, gracias a varios fondos de inversión y el apoyo de grupos tecnológicos de EE.UU., como Google, Airbnb y Dropbox..

Overture como se llamará la nave debería volar a Mach 2,2, más del doble de la velocidad del sonido, para transportar a 55 pasajeros con un alcance de 4.500 nmi (8.300 km). Un vuelo de Nueva York a Londres tardaría 3 horas y 15 minutos.

Será el “primer avión supersónico económicamente viable en el mundo”, promete el fundador de la compañía y ex empleado de Amazon, Blake Scholl, en referencia al Concorde, que realizó su primer vuelo en 1969 y entró en servicio en 1976. El avión fue retirado después de un accidente en 2000, cuando se estrelló poco después de despegar de París, con 113 víctimas.

Sin embargo, algunos analistas se muestran escépticos ante los intentos de reactivar vuelos supersónicos debido a los altos costes, el ruido que generan y la capacidad limitada de pasajeros.

El primer vuelo de un prototipo está programado para este año y podría operar comercialmente a mediados del 2020.