CAPITAL FEDERAL - Esta semana una extraña postal se hizo vitual: una tortuga marina verde puso sus huevos en medio de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Maafaru, que está en construcción, en las Islas Maldivas. Es que en ese lugar, el año anterior, solo había arena y una playa donde era habitual que las tortugas aniden.

La imagen causó bronca y cuestionamientos en las redes sociales ya que en esta isla, además del aeropuerto, se trabaja en un imponente complejo turístico que ocupará gran parte de una playa donde las tortugas iban a anidar cada año.

Además, los especialistas aseguran que las tortugas marinas siempre regresan al lugar exacto en el que nacieron para su anidación. Según indica Clarín, la tortuga fue liberada de regreso al océano por los lugareños.

"A pesar de la construcción de la pista, la frecuencia con que las tortugas visitan la isla para anidar no ha disminuido", afirmó un miembro del Consejo de la Isla de Maafaru. Cabe aclarar también que la especie que aparece en la foto -cuyo nombre científico es Chelonia mydas- figura en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), como un animal en peligro de extinción.

La imagen se difundió rápidamente causando una gran polémica.La periodista local, Shahudha Mohamed preocupada por esta temática señaló: "La pregunta sigue apuntando a cuánto de la biodiversidad de Maldivas debe sacrificarse para impulsar a nuestro país hacia el desarrollo industrial y económico".

Fuente: Clarín