ESPAÑA - Es una costumbre. Cuando una persona fallece, familiares y amigos envían flores para despedirla. Pero en esta ocasión, la excepción hace a la regla. Una mujer española pidió por intermedio de su hija que, cuando ella muera, no se gaste dinero en arreglos florales.

La señora tenía 84 años y falleció el viernes 12 de abril en un hospital de La Coruña. Pero según explicó su familia, María Mercedes Purriños pidió donar el dinero para una fundación que lucha contra el cáncer.

La hija de la fallecida contó una historia emotiva. Recordó que su madre, cuando apenas tenía dos años, debió ser operada de urgencia. Y como en esa época no disponían del dinero para curarla, pudo salvarse gracias a la ayuda de terceros. 

En el obituario, la familia hizo referencia a Noel, un chiquito español que se encuentra enfermo. Y que la familia hace campaña para poder ayudarlo. 

"Mi madre no hubiera querido flores en su funeral. No se llevaba en su tiempo, y también tengo claro que habría pedido para ayudar a Noel, al que conocemos muy bien", reflejó el diario español ABC. 

Carmen, la hija de la señora fallecida, conoció al pequeño Noel a través de su madre, Sonia, de la que es íntima amiga. Según explica, en su casa toda la familia sufrió la enfermedad del nene (para el que ya recaudaron 160.000 euros a través de una campaña de micromecenazgo).