COMODORO RIVADAVIA (EXCLUSIVO ADNSUR) - El sueño de una pileta olímpica para esta ciudad, que incluyó un subsidio de 19 millones para Chubut para financiar el 43% de la obra, derivó en una investigación sobre un exfuncionario de Nación. La Sala I de la Cámara Criminal Criminal y Correccional Federal confirmó el procesamiento sin prisión preventiva de Orlando Moccagatta, exsubsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo de la Nación, según el fallo al que tuvo acceso ADNSUR. Le imputan tres hechos de negociaciones incompatibles con la función pública. Fue embargado en $55 millones.

En el caso de Chubut, se investiga un subsidio solicitado en octubre de 2016 por Chubut Deportes Sociedad de Economía Mixta, por $19 millones, para financiar el 43% del total presupuestado para instalar una pileta olímpica en Comodoro Rivadavia. En su presentación, ese organismo chubutense definió las características técnicas que debía cumplir la piscina. El detalle se correspondía de manera casi idéntica a las que ofrecía Myrtha Pools.

Pero la investigación sobre Moccagatta es más amplia: en su gestión, el licenciado habría direccionado –según se investiga- contrataciones de provincias, municipios y reparticiones públicas para la construcción de piscinas olímpicas, por medio de subsidios de esa Secretaría, a favor de la marca italiana Myrtha Pools y a través de su distribuidora en el país, Project & Management Pools SA). Lo sugestivo es que él mismo habría sido el titular de esa firma hasta el 30 de noviembre de 2015. En diciembre de 2016 asumió como funcionario. Lo conocían en el ambiente de la natación por haber entrenado a José Meolans.

Antes de asumir, Moccagatta vendió sus acciones a Hugo Ducasse y dejó su lugar como presidente de la compañía de representación a Julio César Fernández, con quien había fundado P&MP en 2013.

Los libros contables de P&MP mostraron que no había vendido una pileta hasta la llegada de su expresidente a Deportes. Según la causa, intervino en tres expedientes en los cuales analizó y avaló –en menos de 24 horas–que la Secretaría entregara subsidios para la construcción de piletas que iban a estar a cargo de “Myrtha Pools”. P&MP cobraría una comisión.

 

A Orlando Moccagatta, exsubsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo de la Nación, le imputan tres hechos de negociaciones incompatibles con la función pública. A Orlando Moccagatta, exsubsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo de la Nación, le imputan tres hechos de negociaciones incompatibles con la función pública.
A Orlando Moccagatta, exsubsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo de la Nación, le imputan tres hechos de negociaciones incompatibles con la función pública.

 

EL CASO DE CHUBUT

En el caso de Chubut, en tan solo un día Moccagatta prestó su conformidad para otorgar el apoyo económico y el 20 de diciembre de 2016, el secretario de Deportes, Carlos Javier Mac Allister, habilitó el subsidio. Una vez recibido, Chubut Deportes, por entender que Myrtha Pools era la única que podía cumplir con las especificaciones técnicas requeridas, la contrató de manera directa por 1.140.000 dólares.

La cuenta a la que transfirieron el dinero tenía como autorizados a operar a Fernández y a Moccagatta. En el contrato firmado por Fernández y Walter Ñonquepán, P&MP puso como domicilio el mismo que Moccagatta informó como propio a la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Educación y Deportes cuando ingresó como funcionario público. Seguía usando su domicilio personal como el de la empresa. Lo cambió recién tiempo después.

La vinculación de Moccagatta con la empresa tras su alejamiento no se circunscribe al mismo domicilio que el declarado por la sociedad: hasta abril de 2017 –un año y medio después de haber asumido en la Subsecretaría y coetáneamente con estas contrataciones-, continuaba activo operativamente en la cuenta bancaria de la compañía junto a su exsocio Fernández.

Según el fallo, en el contexto de la contratación, “ambas cuestiones –domicilio y cuenta bancaria- ya no pueden considerarse simples desprolijidades o errores administrativos. El presidente de una empresa que comercializa productos pasibles de ser contratados por el Estado, y que renuncia para asumir como funcionario –precisamente de la Secretaría contratante-, no puede continuar vigente operativamente en la cuenta bancaria de la firma, por más de un año y medio a la fecha en que asumió en la Subsecretaría”.

En el contrato de Chubut Deportes con P&MP SA figura como domicilio de la empresa el mismo que el subsecretario declaró en la función pública, quien prestó conformidad y avaló su contratación y que fuera su titular años atrás.

“No es un dato menos relevante para la investigación y resulta llamativo que, desde su creación y hasta la fecha de su alejamiento (años 2013-2015), P&MP SA no registrara ninguna operación comercial. Sin embargo, a partir de la designación de Moccagatta como subsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo, fue contratada por diversas entidades para instalar piletas cuyo costo era abonado precisamente con fondos otorgados por la Secretaría de Deportes de la Nación”.

Para los camaristas, “quedó de manifiesto el interés de Moccagatta en las sugerencias previas a los pedidos de subsidios (a través las respectivas providencias emitidas como subsecretario) e incluso con posterioridad a su concesión indicando de oficio las especificaciones técnicas que debía tener la pileta a ser instalada, las cuales sólo podían cumplir las piletas Myrtha Pools”.

También fueron procesados Ricardo Fernández y Hugo Ducasse, exmiembros de la empresa. Se investigan casos similares con piletas en Misiones y Tucumán. Ante la denuncia hecha en el 2017, Moccagatta fue suspendido y luego renunció. El procesamiento original lo firmó el juez federal Ariel Lijo. A la confirmación, los camaristas Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia.