COMODORO RIVADAVIA - El próximo 7 de mayo en Comodoro Rivadavia comenzará a implementarse la etapa de carnes del programa de Precios Cuidado que impulsó el municipio para dar respiro al bolsillo en un contexto de inflación, desempleo y aumentos tarifarios.

Según pudo confirmar ADNSUR, serán 15 cortes de carne de novillo pesado de engorde a un precio de 139 y 199 pesos, según el tipo de corte.

La decisión de alcanzar un acuerdo de este tipo se tomó en abril previo a que se conozca el programa de Precios Esenciales que impulsa Nación, el cual incluye el congelamiento de precios por 180 días para ofrecer 120 mil kilos de cortes en forma semanal (asado, vacío y matambre) a 149 pesos por kilo, algo difícil de lograr en los principales centros urbanos del país e imposible en la Patagonia, si se tiene en cuenta que los exportadores ofrecieron casi 500.000 kilos de carne por mes sin los costos de distribución, por lo que solo llegarán al Mercado Central de Buenos Aires y a las fábricas de Santa Fe y Córdoba.

El subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay, esta última semana fue categórico en ese sentido, y coincidiendo con la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados, aseguró que “a la zona patagónica no va a llegar nada, es un imposible”. 

 

 

QUINCE CORTES A MENOS DE 200 PESOS

 

En ese contexto, desde las oficinas locales se avanzó con un acuerdo con frigoríficos y abastecedores de la región y tres carnicerías de la ciudad: Lipo, Biff y Malvinas, que ofrecerán estos 15 cortes apostando a un menor precio para tener mayor demanda e igualar la rentabilidad.

De esta forma, a partir del lunes 7 podrá comprarse en las sucursales de estas carnicerías: carne picada, falda, osobuco, aguja, asado con hueso y paleta a 139 pesos el kilo. Mientras que a 199 podrá encontrarse el kilo de nalga, cuadrada, bola de lomo, cuadril, colita de cuadril, peceto, chuleta, corte americano y vacío. 

Según un relevamiento que realizó ADNSUR por las carnicerías de la ciudad, la diferencia de precios ronda los 155 pesos, según el tipo de corte, con los comercios o supermercados que no entraron al acuerdo municipal. Por ejemplo, el jueves, en una cadena de supermercados de origen local,  se podía encontrar el kilo de bola de lomo y la cuadrada a $294,90. Mientras que el vacío rondaba los 229,90 el kilo.

Sin embargo, vale preguntarse qué hace que estos precios sean inferiores, y la respuesta incluye dos aspectos esenciales.

1. Un esfuerzo de los abastecedores y frigoríficos del Valle que como una forma de sumarse al acuerdo establecieron un precio diferencial, siempre cuando la mercadería se pague al contado.

2. El tipo de carne. En las carnicerías principalmente se vende ternera y novillito, y en este caso se está hablando de novillo pesado de engorde que llegará desde la Cordillera. Mientras que los productos envasados lo harán desde Buenos Aires. 

BUENAS EXPECTATIVAS 

Desde la Municipalidad señalaron que son buenas las expectativas con el acuerdo, teniendo en cuenta los resultados del programa implementado el 1º de abril con 30 productos  de primera necesidad que tienen un descuento de entre 5 y 40%.

Campillay al defender el programa y señalarlo como más beneficioso que el de Nación aseguró que los precios motivaron a que habitantes “de la zona norte de Santa Cruz, en su mayoría almaceneros, se lleven carros llenos de mercadería para revender”.

Por esa razón y para evitar que esta situación continúe, la Municipalidad fijó la venta de tres unidades por persona, algo que hace recordar aquellos tiempos de hiperinflación de fines de los 80 cuando los supermercadistas limitaban la venta de productos como el aceite, el azúcar y la harina en una acción totalmente especulativa.

En este sentido, la misma comunidad pide mayores controles por parte de las autoridades municipales para que se cumpla el acuerdo con alimentos de primera necesidad.

DÓNDE CONSEGUIR LOS DESCUENTOS

Por el momento restará ver cómo se implementa el acuerdo de precios de carnes que se aplicará en principio por 60 días en 8 sucursales: cuatro de carnes Malvinas, ubicadas en Chile al 1200, Alvear esquina Necochea, Tehuelches al 500 y Malvinas al 700; una de Biff ubicada en San Martín al 800 y tres de Lipo, situadas en Kennedy al 2000, Polonia al 2000 y Alem y San Martín. 

Campillay adelantó que serán 30 mil kilos por mes. Y en ese sentido, el temor es quebrar el stock antes de lo previsto, algo que en realidad hablaría de la necesidad de la comunidad adquirir carne a menor precio.

También es real que otro sector de la población continuará eligiendo la ternera o el novillito, por calidad y gusto. Sin embargo, en un contexto de crisis todas las opciones son válidas, y quizás tal vez como dijo el funcionario, estos precios ayuden a regular el precio de la carne en la ciudad.