Temas del día

Interminable viaje de esquelenses: salieron el viernes desde Buenos Aires y llegaron el domingo

ESQUEL – Salieron el viernes y llegaron el domingo. Los pasajeros, en su mayoría jóvenes que estudian en La Plata, vivieron una verdadera “pesadilla”. A 30 km de Esquel y luego de dos días de viaje, abandonaron el colectivo, siendo auxiliados por familiares en autos particulares. Este lunes se presentaron en la Terminal de Ómnibus para plantear la queja ante la prensa y hacer la denuncia en la propia empresa y las oficinas de Transporte Autoterrestre.

Casi dos días arriba de un micro pasaron los pasajeros que partieron el último viernes desde Retiro con destino final Esquel. Fueron muchas horas de frío, hambre y sobre todo miedo, según ellos mismos denunciaron desde la Terminal de Ómnibus.

A través de notas manifestaron su “total disconformidad por el mal servicio”, exigiendo un resarcimiento económico y que se tomen las previsiones necesarias para evitar un mal trance similar a otros pasajeros.

“Vinimos para hacer público nuestro reclamo como pasajeros de la empresa Crucero del Norte”, arrancó diciendo Sol Kerbage, a modo de vocera de los pasajeros.

“Salimos, en mi caso de la terminal de Retiro, con una hora de retraso. El tramo fue normal hasta Neuquén, y después en Piedra del Aguila nos encontramos con una gran fila de autos porque había estado cortada la ruta. En un momento se habilitó la circulación sólo con cadenas y con extrema precaución”.

Pero “nosotros pasamos sin cadena y a gran velocidad pasaba autos, colectivos y camiones pese a que había un solo carril habilitado por la nieve. Con los cinturones puestos comentábamos la situación con mucho miedo. Y llegamos con bastante demora a la terminal de Bariloche, donde pedimos por favor que nos dejaran bajar para comprar comida, pero no nos dejaron. Yo no tenía agua mineral y estábamos sin comer hacía varias horas, pero igual nos negaron el derecho de bajar para comprar algo de comida”.

Florencia Arbe, también pasajera del mismo micro, comentó que de la terminal de Bariloche “nos llevaron a un galpón donde bajaron toda la comida y bebida que había en el micro. Estuvimos un rato largo esperando que decidieran si salíamos o no. Primero dijeron que no iba a salir y después salió el de refuerzo”.

En el galpón “pusieron cadenas y nos dijeron que la ruta estaba habilitada con extrema precaución en el tramo Bariloche-Esquel. Y aparentemente estaba habilitada pero no para camiones y colectivos. De hecho cruzamos unos pocos autos en el camino”.

VARIOS DESPERFECTOS

Kerbaje continuó el relato diciendo que ya en Lago Puelo “comenzaron los desperfectos, el colectivo se paraba y no nos informaban los motivos. En un momento se cortó la cadena, y nos dimos cuenta porque golpeaba el colectivo.

Después resulta que se congelaba el gasoil, y para descongelarlo prendían fuego unos cartones y calentaban las mangueras. Así logramos llegar hasta el arroyo Mayoco, donde nos quedamos sin señal de celular ni comunicación”.

A partir de ahí “un grupo decidió hacer dedo para poder llegar a la portada. No encontramos autos que nos llevaran y el chofer decidió seguir. A unos 20 kilómetros quedamos definitivamente, sin comida, sin servicio de baño, sin calefacción, donde quedamos completamente tirados por la empresa que no se hizo cargo de nada. Nunca llegamos a destino, no tenían comunicación los choferes con la empresa”.

Arbe advirtió que los choferes “en esa situación dijeron que iba a ir a buscarnos una combi pero nunca llegó. Nos tuvieron que buscar en autos particulares. Y un viaje de 32 horas tardó 46 horas”.

QUE NO SE REPITA

“Estamos presentando reclamos a la comisión nacional de Transportes, Defensa al Consumidor, y todos las presentaciones necesarias para tener el resarcimiento que sea necesario”, apuntó Kerbage. “No queremos que esto se vuelva a repetir, que nadie tenga que pasar por esta situación. Es feo pasar frío, pasar hambre, y se vivió mucho miedo arriba del micro. No quiero que esto le vuelva a pasar a nadie”.

Una de las notas presentadas ayer por los pasajeros arranca diciendo que “el colectivo salió el día viernes 14 a las 18 horas de la terminal de La Plata, con una demora de una hora según el pasaje. Desde el tramo Piedra del Aguila a Bariloche se transitó con extrema velocidad, sin cadenas, con un solo carril habilitado, pasando camiones y autos particulares en curvas con gran imprudencia de los choferes”.

En este marco “nunca se brindó la información requerida por los pasajeros. Al llegar a Bariloche, los pasajeros solicitamos bajar a comprar agua y comida, ya que el servicio no brindaba la cena, dicha solicitud nos fue negada.

Los baños a esa altura del viaje no estaban en condiciones de ser utilizados, ya que no tenían agua y estaban sucios e insalubres. Se pusieron cadenas en Bariloche, que se cortaron y en Lago Puelo directamente las sacaron”.

Desde el tramo Lago Puelo, “donde se rompió el choche, hasta 20 kilómetros de la ciudad de Esquel, donde quedamos totalmente varados, no nos prendieron la calefacción y ya no contábamos con agua en el dispenser. Por exclusiva negligencia y falta de comunicación de los choferes y auxiliares nos encontramos 6 horas tirados en la ruta, sin ninguna respuesta”.

“La totalidad de los pasajeros fue auxiliada por familiares, sin que la empresa diera señales, ya que nunca apareció la traffic que decían que iban a enviar. Uno de los vehículos realizó solidariamente dos viajes para buscar a los últimos 5 pasajeros que quedábamos varados en la ruta”.

Fuente: Diario El Chubut



Autor: 
¿Qué te pareció esta Noticia?
Comparte tu opinión!


  • Me fascina
  • Me gusta
  • Me pone mal
  • Me enfurece
  • Me aburre
  • Me atemoriza
Envía tu comentario