Tentempié para los recreos de los chicos

Los alimentos que los niños llevan en la mochila para comer a media mañana o para merendar deben contribuir a su crecimiento y desarrollo de forma óptima
Para que no transcurran demasiadas horas entre las comidas, algo que podría suponer una falta de energía en los niños, se recomienda repartir las ingestas a lo largo del día en unas 5 o 6 ocasiones.


Ideas para comer en el recreo

Los alimentos recomendados para el desayuno se pueden repartir en dos tomas. Incluir una ingesta complementaria a media mañana evita llegar con demasiada hambre a la comida del mediodía. Para completar el desayuno realizado en casa, se proponen los siguientes tentempiés para la hora del recreo:

Frutas frescas enteras (tipo plátano, mandarinas o damascos) o cortadas y guardadas en una fiambrera (gajos de naranja, trozos de pera, cerezas o fresas).
Frutos secos crudos o tostados, sin sal (nueces, almendras o avellanas, entre otros).
Frutas desecadas (pasas, orejones o ciruelas pasas, entre otras).
Bastones o palitos de pan, mejor integrales y sin sal.
Pequeños bocadillos de queso tierno o fresco, jamón curado o cocido, con vegetales o con humus o aguacate.


Sugerencias para las meriendas de los pequeños

Los tentempiés de la mañana mejoran con iniciativas que promueven la salud. En cambio, las meriendas, que se hacen casi siempre al salir del colegio, son en muchos casos mejorables.
La mejor bebida para acompañar cualquier comida es el agua. Los jugos y otras bebidas azucaradas, mezcladas o no con leche, deberían reservarse para ocasiones especiales.

En segundo lugar, el tipo y la cantidad de alimentos para incluir en la merienda pueden variar en función de la actividad que vaya a realizar el niño con posterioridad. Si, como sería deseable, irá al parque a jugar, a montar en bici o a corretear tras una pelota con sus amigos, necesitará más energía. Entonces, un bocadillo o unos frutos frescos son una opción idónea. Si después de la escuela el pequeño estará sentado más horas, una o dos piezas de fruta o un yogur (al que se le puede añadir fruta troceada) serían suficientes.


Fuente: www.consumer.es/



Autor: 
¿Qué te pareció esta Noticia?
Comparte tu opinión!


  • Me fascina
  • Me gusta
  • Me pone mal
  • Me enfurece
  • Me aburre
  • Me atemoriza
Envía tu comentario